ECONEX Thaumetopoea pityocampa (Procesionaria del pino) BIOCONTROL

La procesionaria del pino es un lepidóptero defoliador que se alimenta sobre todas las especies de pinos y cedros.

Esta especie se distribuye por todo el ámbito mediterráneo, estando presente en toda la península Ibérica. Su distribución está limitada por el clima, de modo que zonas con temperaturas invernales inferiores a -12o C impiden su desarrollo.

Thaumetopoea pityocampa (Procesionaria del pino)

Se ha demostrado que cuando su actividad alimentaria es muy intensa pueden producirse mermas en el crecimiento de algunas especies de pino, siendo esto más importante en pinos jóvenes y de escaso porte que en árboles maduros.

Por otra parte, los montes defoliados por procesionaria presentan un aspecto desolador y pueden llegar a ser intransitables e impedir o dificultar los trabajos silvícolas por las urticarias que producen las orugas.

MORFOLOGÍA Y BIOLOGÍA

Cuando la procesionaria se encuentra en estado de mariposa, su envergadura en los individuos femeninos puede llegar a los 36-49 mm. Las alas anteriores son de color gris ceniciento, con nerviaciones y bordes más oscuros y tres franjas transversales. Las alas posteriores son blancas, con bordes grises y una mancha oscura en la región anal. Presentan pelos grisáceos recubriendo el tórax. El abdomen es cilíndrico, grueso y está cubierto por abundantes escamas doradas en su extremo.

Los machos adultos por su parte tienen una envergadura de 31-39 mm y presentan abundantes pelos en el tórax. También el abdomen es muy piloso en su extremo siendo algo más delgado que el de la hembra y cónico.

Las alas posteriores son iguales que las de las hembras, mientras que las alas anteriores son de color gris con intensidad variable y en este caso, las tres franjas transversales más oscuras son más aparentes que las de las hembras.

Dependiendo de la climatología, entre junio y septiembre, la mariposa de la procesionaria realiza la puesta en las acículas de los pinos. El número de huevos por puesta oscila entre 120 y 300 y todo el conjunto queda recubierto por las escamas del abdomen, dando un aspecto de cigarro que recubre las acículas.

Las orugas tardan en eclosionar entre 30 y 40 días e inmediatamente comienzan a alimentarse de las acículas de las proximidades al lugar de nacimiento, estableciendo un contacto permanente con sus hermanas, algo que se mantendrá durante toda su vida larvaria. Las orugas pasan por 5 estadios larvarios, siempre con comportamiento social y gregario. Con cada muda la larva aumenta de tamaño, aumentando también el tamaño y la densidad de sus bolsones. Una oruga recién eclosionada mide unos 2.5 mm, debiendo crecer hasta los tres o 4 cm de una larva antes de pupar. Las orugas desarrollan los pelos urticantes como modo de defensa a partir del estadío 3, lo que ocurre sobre principios de invierno.

thaumetopoea pityocampa ciclo biológico

La temperatura tiene una gran influencia sobre el ciclo biológico de este insecto. Cuando la temperatura en el interior del bolsón es de 20 a 25o C las orugas se desarrollan normalmente. Con temperaturas superiores a los 30C, la puesta de los huevos debe ocurrir aproximadamente un mes antes de que las temperaturas comiencen a descender por debajo de 30C. En las zonas frías las puestas se adelantan a las de las más cálidas.

También tienen un umbral letal inferior, pues con temperaturas inferiores a los 10C en el interior del nido se detiene la actividad de la colonia, de forma que cuando las noches son muy frías, las orugas salen a alimentarse durante el día. Por debajo de -12C pueden morir colonias enteras. Entre 10 y 20C, las orugas se siguen alimentando y tejiendo el bolsón, pero no avanzan en su desarrollo.

thaumetopoea pityocampa ciclo biológico

Tras el quinto estadio larvario las orugas realizan las procesiones de enterramiento, comportamiento que le da el nombre común de procesionaria. Las orugas se desplazan en fila, descendiendo desde los bolsones por el tronco de los árboles, recorriendo unas decenas de metros por el suelo hasta encontrar un lugar apropiado para el enterramiento. En esta fase de enterramiento, con las orugas en el suelo, cuando se produce el mayor riesgo de contacto con personas y animales domésticos, ocasionando en ocasiones graves síntomas. Es muy importante evitar el contacto con las orugas durante el enterramiento.

Cuando localizan un lugar adecuado todo el grupo se entierra junto y, una vez enterradas, cada oruga teje su capullo sedoso, pasando entonces a la fase de prepupa, cuya duración oscila entre los 21 y 30 días en función de la temperatura. En esta fase puede ocurrir que por razones poco conocidas las prepupas entren en diapausa, en la que pueden pasar entre uno y siete años. Durante la fase de prepupa se producen grandes cambios en la conformación interna, para dar lugar, tras una nueva muda, a la crisálida. Estas últimas son de color castaño-rojizo y forma ovoide. En la hembra alcanzan una longitud de unos 20 mm, y algo menos en el macho.

DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Colocaremos una ECONEX TRAMPA G como mínimo por parcela, y hasta 1 trampa cada 9 hectáreas. Las trampas se colgarán en los pinos o sobre un soporte para tal fin.

SEGUIMIENTO EXHAUSTIVO

Para hacer seguimiento exhaustivo se aumenta la cantidad de trampas por superficie, según situación y homogeneidad de las parcelas, con una densidad máxima de 3 trampas por hectárea.

MATERIAL NECESARIO

Necesitaremos una ECONEX TRAMPA G (Código: TA028) y un difusor de feromona ECONEX THAUMETOPOEA PITYOCAMPA 60 DÍAS (Código: VA153) o ECONEX THAUMETOPOEA PITYOCAMPA 200 DÍAS (Código: VA331), con una duración en campo de 60 y 200 días respectivamente.

Cómo eliminar la Procesionaria del PinoCómo eliminar la Procesionaria del Pino
ComprarComprar

En el interior de la trampa colgaremos el difusor de feromona del tapón que se coloca en la parte superior de la trampa, usando un clip.

Trampas para Thaumetopoea pityocampa (Procesionaria del pino)

La trampa ECONEX TRAMPA G es de gran capacidad, y está destinada a la captura de machos de la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa).

El cuerpo de la trampa es de plástico opaco, de color marrón, ligeramente rugoso en su cara externa y liso en el interior. Los embudos de entrada se prolongan con unas solapas que limitan a un campo muy reducido la zona del interior del cuerpo de la trampa. El macho, atraído por el difusor de feromona, se introduce en la trampa y cae en la bolsa, de donde no puede escapar.

La parte inferior de la bolsa es de color marrón oscuro, para evitar que los pájaros vean los insectos capturados y puedan romperla al querer alimentarse de ellos.

Trampas para Thaumetopoea pityocampa (Procesionaria del pino)

Comprar

 

La trampa ECONEX TRAMPA G está compuesta por un cuerpo con colgador, una bolsa especial, una abrazadera y un tapón para colgar el difusor de feromona.

ComprarComprarComprarComprarComprar
SÍNTOMAS Y DAÑOS

La procesionaria del pino produce dos tipos de daños: el primero, que afecta a las plantas, ocasiona la pérdida de acículas, pues las orugas se alimentan en invierno de las acículas de pinos y cedros.

El daño más importante lo hacen desde el final del invierno hasta mitad de la primavera, cuando las orugas son más grandes y voraces.

Las larvas del 3º al 5º estadio son fuertemente alergénicas, pudiendo llegar a producir severos brotes alérgicos en personas y animales.

Como Se Puede Combatir la Procesionaria de los Pinos

ÉPOCA DE EMPLEO

De forma muy general, el vuelo del adulto de la procesionaria del pino tiene lugar entre los meses de junio y septiembre.

En primavera colocaremos trampas vigía, a razón de 1 ó 2 trampas por parcela para la detección de la plaga y la observación del nivel de sus poblaciones.

Mediante umbrales de tolerancia establecidos en cada zona, se define después el momento para adoptar medidas de control.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CANTIDAD DE TRAMPAS NECESARIAS

La población de la plaga, la conexión con otros pinares, el nivel de control que se pretenda, etc... Un factor importante es el tamaño del pinar. En masa forestales pequeñas e irregulares se requiere mayor número de trampas que en parcelas de mayor superficie y uniformes.

En estos casos hay que reforzar los lindes de las parcelas, por lo que puede ser necesario una densidad de hasta 3 trampas por hectárea en el caso de seguimiento exhaustivo.

Como Se Puede Combatir la Procesionaria de los Pinos

ALMACENAMIENTO DE LOS DIFUSORES

Los difusores deben conservarse en su envase original y en refrigerador a 4C; o en el congelador a -18C, en cuyo caso se mantendrán vigentes durante 2 y 4 años respectivamente.



Información recomendada:

TRÍPTICO ECONEX THAUMETOPOEA PITYOCAMPA – ECONEX TRAMPA G

 

 

 

 

 

 

 

elagos.jpg

El ciclo biológico de los murciélagos se solapa perfectamente con en el de la procesionaria. Las mariposas adultas empiezan a volar y a reproducirse entre junio y septiembre, periodo en que la mayoría de las especies de quirópteros han terminado la cría de su prole.

Es en esta época del año cuando se produce una elevada depredación de insectos debido a: la mayor abundancia de murciélagos, al incorporarse a la población adulta los efectivos nacidos a principios de verano; los elevados requerimientos energéticos de las hembras y de los jóvenes, las primeras para recuperarse de la lactación y los segundos para invertir en su rápido crecimiento que les permita afrontar con éxito la supervivencia del periodo invernal.

Los recursos tróficos ingeridos por los murciélagos dependen del tipo de hábitat, de la abundancia de las especies de insectos, de los periodos estacionales, etc. Estudios realizados sobre la dieta de Nyctalus leisleri muestran que una parte importante de su alimentación se basa en la ingestión de lepidópteros (13-46%) (Sullivan et al. 1993; Waters et al. 1999). Dichos resultados son importantes para nuestro objetivo. Nyctalus leisleri es una especie forestal cuya presencia ha sido comprobada en la costa mediterránea.

La actividad de la especie se inicia muy pronto, cuando todavía no ha anochecido, coincidiendo con las horas de actividad de la mariposa de la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa). El carácter forestal, el tipo de recursos tróficos que ingiere y la etología de Nyctalus leisleri aumentan la probabilidad de captura de mariposas de la procesionaria. En el caso de Pipistrellus pipistrellus, las polillas no constituyen una fracción elevada de su alimentación, representando aproximadamente entre el 1 y el 5% de su dieta (Hoare 1991; Sullivan et al. 1993).

ECONEX nido para murciélagos

Cabe tener en cuenta que los estudios tróficos de Pipistrellus pipistrellus citados han sido realizados en latitudes nórdicas donde la abundancia de lepidópteros es escasa, pudiendo existir notables diferencias respecto a la conducta alimentaria de las poblaciones mediterráneas. Por otra parte, también hay que tener en cuenta que Pipistrellus pipistrellus es una especie ubicuista y no selecciona sus presas ni el tamaño de éstas, es decir se alimentan de los insectos que en cada periodo del año son más abundantes (Swift. et al.1985). Esta característica es muy importante ya que ejerce una función reguladora sobre la demografía de las poblaciones de insectos.

La mayoría de las especies detectadas en España cazan preferentemente en áreas forestales, claros boscosos, límites de bosques. También pueden frecuentar en menor medida campos de cultivo y zonas urbanizadas, donde se las puede observar capturando sus presas alrededor de las luces.  Sus áreas de caza generalmente no suelen estar situadas muy lejos de los refugios que utilizan, a excepción de Tadarida teniotis, capaz de recorrer distancias muy largas y cazar a gran altura (incluso a 300 m del suelo).

La mayoría de las especies de quirópteros pueden potencialmente ocupar los nidos, a pesar de no ser algunas de ellas forestales. Así, por ejemplo, las especies fisurícolas y a menudo antropófilas Pipistrellus pipistrellus y Pipistrellus kuhlii y los murciélagos forestales Hypsugo savii, Nyctalus leisleri y Nyctalus lasiopterus pueden instalarse en los nidos colocados.

FUENTES:
Luis Núñez Vázquez del Servicio de Sanidad Forestal de las Islas Baleares.
Oscar de Paz y David Almenar - Sociedad Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (SECEMU). Departamento de Zoología y Antropología Física. Universidad de Alcalá de Henares (Madrid)
Egoitz Salsamendi, Joxerra Aihartza, Urtzi Goiti y Inazio Garin del Departamento de Zoología y Dinámica Animal Celular, Universidad del País Vasco.

Tratamientos contra la procesionaria del pino

¿QUÉ ES UN NIDO PARA MURCIÉLAGOS?

No todos los murciélagos pasan el día en las cuevas. Suelen usar los huecos de los árboles para refugiarse, también minas abandonadas, edificios, puentes y muchos otros lugares. En realidad, la gran variedad de murciélagos refleja la increíble diversidad de especies que existen. Los murciélagos son muy oportunistas y se han adaptado a su medio ambiente en formas creativas para aprovechar la multitud de refugios disponibles para ellos. Sin embargo, los seres humanos frecuentamos las zonas donde viven los murciélagos, modificando o destruyendo sus hábitats.

Los nidos para murciélagos constituyen una auténtica vivienda confortable para muchas especies de murciélagos. Es una forma de proporcionar un valioso refugio para la única especie de mamíferos voladores, que se encuentra en declive en todo el mundo.

Eliminar la procesionaria del pino

¿POR QUÉ DEBERÍA COLOCAR NIDOS PARA MURCIÉLAGOS?

Los murciélagos son una parte importante de nuestro ecosistema. Los murciélagos europeos son fundamentalmente insectívoros, y en las zonas donde sus poblaciones son importantes proporcionan una considerable disminución de las plagas de insectos.

Por ejemplo, un solo murciélago puede capturar hasta 1.200 mosquitos en una hora. Sin embargo, las actividades humanas (tanto inadvertidas como con un objetivo), han provocado una drástica reducción de las poblaciones de murciélagos en los últimos años. Es un animal muy mal interpretado, siendo una pieza clave de la naturaleza. Si desaparece, habrá cambios importantes en el ecosistema.

trampas para orugas procesionarias

Comprar
SEGUIMIENTO DE LOS NIDOS PARA MURCIÉLAGOS

La escasez de refugios adecuados para la cría en los montes repoblados recientemente o en bosques poco maduros influye notablemente en la abundancia y distribución de las especies forestales de quirópteros.

Con esta acción se instalarán nidos específicos para quirópteros, con características que permitan la reproducción de estas especies en su interior.

El seguimiento de la ocupación de los nidos también servirá para evaluar las poblaciones de quirópteros forestales.

COLOCACIÓN DE LOS NIDOS

La orientación de los nidos dependerá mucho de la zona, la latitud, la temperatura media, etc. Generalmente se recomienda instalar los refugios en lugares con 5 a 7 horas de insolación.

Cómo colocar la Trampa para Procesionaria en Pinos

Teniendo en cuenta que el periodo de ocupación de las cajas por parte de los quirópteros (mayo-septiembre) corresponde a los más calurosos del año, no es conveniente instalar los nidos orientados al sur, a no ser que el ramaje les proteja de la exposición solar. De ser así, es posible que los refugios alcanzasen temperaturas no óptimas para su colonización.



Información recomendada:

MANUAL BIOCONTROL DE INSECTOS CON MURCIÉLAGOS



ECONEX nidal para aves insectívoras

BENEFICIOS DE LAS AVES INSECTÍVORAS

Mantener el equilibrio biológico natural en los montes mediante la utilización de todos aquellos recursos biológicos que la propia naturaleza nos ofrece de forma espontánea, es posible.

Las aves insectívoras, cuya acción dentro del equilibrio del monte, como reguladores del fenómeno plaga es bien conocida, ha sido uno de los grupos animales entomófagos más estudiados. Algunas de estas aves como los "picapinos" o pájaros carpinteros construyen los nidos con sus potentes picos; los herrerillos, carboneros, trepadores, agateadores, colirrojos, papamoscas, etcétera, son trogloditas, es decir, utilizan los huecos naturales que se producen en el tronco y ramas gruesas de los árboles para nidificar y para protegerse de las inclemencias atmosféricas o de sus depredadores.

Feromonas procesionaria del pino

La importancia de estas aves está claramente reflejada al estudiar los estómagos de páridos en los que se hallaron grandes cantidades de orugas de Tortrix viridiana o Catocala sp. entre otros, o en orugas de Thaumetopoea pityocampa (Procesionaria del pino) en sus primeros estadios, muy frecuentes en los insectívoros estudiados en otoño-invierno. Se ha llegado a estimar que la cantidad de insectos consumidos por una pareja de estos pájaros en un año puede ser hasta de 5 kg.

Estos resultados son demostrativos de la utilidad de estas aves en el mantenimiento del equilibrio biológico natural en el monte, lo que justifica por sí mismo la colocación de nidos artificiales en masas arboladas. Estos nidos suplen con éxito la carencia de huecos naturales, lográndose así un incremento generalizado en las poblaciones de aves insectívoras trogloditas y su estabilidad y permanencia en el ecosistema forestal, con el consiguiente beneficio que ello representa en la lucha contra insectos nocivos.

USO DE LOS NIDOS

Los nidos se emplean en las campañas de protección de aves insectívoras, mediante el fomento de sus poblaciones a través de la instalación de nidales.

La utilización de nidos está muy generalizada, entre Sociedades Conservacionistas, Grupos Ecologistas, Universidades, Escuelas de Profesionales, Ayuntamientos, Centros Educativos, Campamentos estivales, Aulas de la Naturaleza, Asociaciones Juveniles y en general cualquier particular interesado.

Biocontrol de la procesionaria del pino con aves insectívoras

COLOCACIÓN DE LOS NIDOS

No existen normas fijas sobre la orientación más adecuada que ha de tener el orificio de entrada al nidal, ya que depende de cada ubicación concreta. La orientación saliente o mediodía son las más usuales, deben rechazarse aquellas orientaciones expuestas más frecuentemente a los vientos dominantes, tormentas o cualquier otro agente atmosférico desfavorable.

Con objeto de evitar deslizamientos es aconsejable instalarlos entre las ramillas secundarias de una rama o en una horquilla. La altura de ubicación parece indiferente en cuanto a la ocupación de los pájaros, aunque para evitar manipulaciones de curiosos, en los lugares públicos se recomienda elevar la instalación del nidal hasta unos 4-5 metros del suelo como mínimo.

La época más adecuada para proceder a su instalación es la del otoño tardío, ya que así podrán ser utilizados por los pájaros como resguardo en los días invernales, y al estar ya familiarizados con su presencia en el arbolado, serán aceptados con facilidad para nidificar en la primavera siguiente.

ECONEX nidal para aves insectívoras

Feromona para procesionaria del pino Thaumetopoea pityocampa

Thaumetopoea pityocampa, Procesionaria del pino, ECONEX trampa G, Nido para murciélagos, Nidal para aves insectívoras